‘Parece como el Apocalipsis’: mexicano que salió de China

Reconoció que no se había enterado de lo que ocurre en China, hasta que recibió llamadas de sus familiares y el tour operador les avisó que no podían seguir con lo planeado

Redacción

El tampiqueño Elías Hernández salió de China tras tener que recortar unas vacaciones, las que con el brote del coronavirus señaló que “parece como el Apocalipsis, todo vacío, las calles vacías“.

En entrevista exclusiva para DE FRENTE EN TAMAULIPAS EN EL HERALDO RADIO TAMPICO, que conduce Israel Ponce, manifestó que la última ciudad que visitó fue Beijing, de donde tomó un avión para viajar a Seúl, Corea y de ahí regresar a la Ciudad de México.

Reconoció que no se había enterado de lo que ocurre en el país asiático, hasta que recibió llamadas de sus familiares y el tour operador les avisó que no podían seguir con lo planeado por el brote del virus que ha generado más de 100 muertes en China.

“Veníamos de una provincia pegada a Beijing parecía como el Apocalipsis porque veías las gasolineras y solo había una persona y todo vacío, las calles vacías. Hasta que llegamos a Beijing empezamos a ver gente. Si nos pareció algo raro y dijimos que era algo raro, y ya nos informaron la situación del coronavirus y las medidas que el gobierno chino ha tomado”, declaró.

Dijo que aunque no visitó mercados donde había animales vivos, junto a tres michoacanos y otros turistas, decidió no comer ningún producto de procedencia animal.

“Hubo miedo por la comida, nos ponían pescado y marisco pero optamos por no comer. El tour nos incluía pescado en los restaurantes y les pedíamos a los meseros retirarlo por lo mismo que dicen que en los mariscos y pescados son un medio portador del virus, pero obtamos por no comerlo”, señaló.

 

FILTROS HASTA EN RESTAURANTES

Elías Hernández, manifestó que al comenzar su viaje de regreso tuvo que pasar tres filtros, dos en el aeropuerto de Beijing y uno más al llegar a Seúl, sin embargo también los paso en negocios de comida donde le revisaban principalmente la temperatura corporal.

“Vemos muchas prevención, de hecho antes de abordar el avión para llegar a Corea la aerolínea nos hizo interrogatorio, la temperatura, gente del gobierno de china nos hizo revisión y entrando a Corea nos hicieron otro filtro. Tardado pero no impidieron la salida. Todos protegidos con tapaboca, la mayoría de la gente con gel antibacterial en restaurantes en tiendas con tapabocas”, añadió.

Para finalizar, el tampiqueño dijo que pese a la experiencia, China le pareció un país maravilloso y no duda en regresar, aunque reconoce que las enfermedades se pueden propagar fácilmente ante la gran cantidad de personas.